COMO FUNCIONA NUESTRO SISTEMA NERVIOSO Y PORQUE EL ESTRÉS ES MALO PARA LA SALUD

Esta semana en el Yoga Mooc hemos aprendido muchísimo sobre nuestro propio cuerpo, y como la ciencia demuestra clarísimamente que la conexión entre cuerpo y mente es absoluta.

El estrés, además de que nos hace pasar un mal rato nos afecta enormemente a la salud, y es el causante final de infinidad de enfermedades. Entendamos un poco como funciona:
Comencemos explicando de manera somera y simplificada como funciona nuestro sistema nervioso.
El sistema nervioso se divide en Sistema Nervioso Central, y Sistema Nervioso Periférico
El sistema nervioso central formado por el cerebro y la médula espinal, tiene el control del cuerpo, de recibir y procesar los mensajes provenientes de los sensores.
El sistema nervioso periférico es el que envía estos mensajes captados por los sentidos para que el cuerpo los procese.
A su vez, el sistema nervioso periférico se divide en sistema somático y sistema autonómico.
El sistema somático se refiere a las acciones voluntarias y control del esqueleto (caminar, correr, hablar).
El sistema autonómico se refiere a las acciones involuntarias que realiza nuestro cuerpo (latir del corazón, digestión, presión arterial, respiración, etc)

El sistema autonómico, lleva a cabo dos tipos de acciones:
1.- Las aceleradoras
2.- Las que frenan

Las aceleradoras, que activan las respuestas de emergencia y nos dejan alertas para poder huir o pelear, se llaman Sistema Nervioso Simpático y incluyen entre otras, segregar adrenalina para poder ser más fuertes y rápidos, parar la digestión para poder pelear en caso necesario, mantenernos alertas y quitarnos el sueño para estar al 100.

Las que frenan, son las que conservan energía y restauran el tejido para que funcione correctamente se llaman Sistema Nervioso Parasimpático, y incluyen entre otras el control de la digestión, inducción al sueño reparador y hormonas de calma.
Lo normal, es estar en equilibrio y recurrir solo puntualmente al acelerador, eso se llama homeostasis.
El problema, es que en estas vidas modernas, que a veces tienen más de modernas que de vidas, vivimos permanentemente acelerados y estresados, y el “stress is the new normal”. Esto hace que el cuerpo deba luchar fervientemente para volver al estado de equilibrio (estos procesos se llaman alostasis”, y a largo plazo, este exceso de carga alostasica nos pasa factura. Terminamos en un estado de desequilibrio autonómico, en el que el sistema nervioso simpático manda sobre el parasimpático (con lo cual se afecta nuestra digestión y nuestro descanso), y este gasto de energía del cuerpo hace que llegue un momento dado en que el cuerpo ya no da más de si. Nos encontramos entonces con una cascada de cortisol que origina o aumenta las enfermedades causadas por estrés, como hipertensión, envejecimiento prematuro, enfermedades coronarias etc.
A nivel mental y emocional se ve afectada nuestra capacidad de autorregulación (fuerza de voluntad, autocontrol, disciplina, dificultad de atención, regulación de emociones, etc.)

Esto es la pescadilla que se muerde la cola, porque ésta disminución en nuestra capacidad de auto regulación, nos genera más estrés, que genera más desequilibrio autonómico, y más dificultad de auto regulación.

¿Se acuerdan que esto era un blog de Yoga? Ahora volvemos a la materia. El Yoga, nos sirve como herramienta para romper este círculo vicioso y retomar las riendas de nuestra propia salud.
Como? Por un lado, utilizando nuestra herramienta secreta: La respiración. La respiración profunda calma nuestro sistema nervioso, permite que fluya y tome el control el sistema nervioso para simpático, y fortalece el nervio vago (uno de los 12 pares craneales)

La atención plena, Mindfulness fortalece nuestras habilidades de autorregulación y nos permite crear espacio entre nosotros y el estrés.
Según el Dr Herbert Benson, así como existe una respuesta física al estrés, también hay una respuesta fisiológica al Relax. Lo denomina “The relaxation response”, y es una cadena de respuestas corporales positivas, que fortalecen nuestro sistema parasimpático.

Os invito a practicar Yoga y Mindfulness como una forma de llevar las riendas de nuestra vida y de nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *