La práctica de Yoga infantil en casa

Practicar yoga en casa es una actividad familiar divertida, que podemos encajar a cualquier hora según las necesidades de nuestros peques y  la disponibilidad de todos.

Con la ayuda de los siguientes consejos, basados en mi experiencia como yoguini y profesora de Yoga, se os hará muy sencilla y provechosa.

En este post, primero de dos, hablaremos de los tips básicos para poder practicar yoga en casa con nuestros hijos.

Como padres queremos lo mejor para nuestros hijos y sabemos que darles herramientas de autocontról y relajación es fundamental.

El yoga en casa será una gran experiencia si los dejamos vivir y disfrutar con cada postura, jugando con los niños nos ejercitamos nosotros también.

Cuando los niños están estirándose como un perro, quietos como un roble, balanceandóse como un flamenco o respirando profundo como un búho, están haciendo la conexión del macro cosmos de la madre naturaleza con el micro cosmos de su propio cuerpo. Es por ello que nuestra labor debe ser la de facilitarles hacer ese descubrimiento por ellos mismos sin imponer nada y dejar que el yoga fluya.

El juego es parte fundamental del aprendizaje y por eso debemos dejarnos llevar y jugar con el yoga. Ladrar en la postura del perro que mira al suelo, sisear con la cobra o maullar mientras hacen el gato, les permite entrar en el animal evocado por la postura y vivenciar la sensación de serlo, jugando a ser ese animal, la práctica es divertida y provechosa.

Lo más difícil es mantener su atención. Para ello vamos a dejarlos participar y aprovecharemos sus ganas de moverse e imaginar. Nos emocionaremos cuando seamos guerreros valerosos y fuertes haciendo la postura del Guerrero y nos convertiremos juntos en un pequeño ratón mientras respiramos en la postura del embrión pasivo.

En el yoga con niños todo está permitido: cantar y recitar a deshoras (porque las deshoras no existen), saltar, jugar, pintar, repetir las posturas que mas nos guste, inventar historias y todo lo que tu imaginación y la de tus hijos alcance.

En el siguiente post nos enfocaremos más a analizar con detalle las posturas que podemos hacer en casa, mientras tanto practiquemos yoga!

Namaste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *