Bienestar en la era digital

Bienestar en la era digital

Continuamos el blog con los nuevos aprendizajes de Yoga MOOC. Esta semana nos centraremos en nuestro bienestar.  De nueva cuenta me encuentro escuchando el sustento científico de cosas que vengo realizando en mi vida, y que siempre me han parecido obvias, como el hecho de que ser generosos con otros en beneficioso para nosotros, o que somos mas sanos si somos mas positivos. Siempre he preferido ver la vida con gafas rosas aunque me llamen ingenua, que con gafas negras aunque eso implique a veces llevarme decepciones.

Vivimos en una era digital y tecnológica, en la que no podemos escapar de ello porque va desde como nos comunicamos con la familia y los amigos, hasta hacer la compra o pagar en el macdonalds.

Estamos siendo testigos de la transición de relaciones (con la gente y las cosas) de física a digital.

Tenemos un exceso de información que puede ser muy abrumador, a tal grado, que si estamos lejos del móvil y por lo tanto del twitter durante dos horas, sentimos que nos hemos perdido de algo.

Este “Sobre uso” de los dispositivos digitales tiene importantes efectos en nuestra salud, como son problemas de sueño, ansiedad si estamos lejos de nuestro dispositivo, problemas de autoimagen por la comparativa permanente en redes sociales, hacemos menos actividad física lo que puede generar sobrepeso, tenemos mas y a la vez peores relaciones interpersonales y es peor nuestra capacidad de atención.

El tema, es que la tecnología y la era digital, nos guste o no, sea saludable o no, ES UN HECHO, y no se va a ir a ninguna parte. Por ello, tenemos la RESPONSABILIDAD para con nosotros mismos de hacer un uso responsable de la misma, utilizarla para nuestro bienestar en la medida de lo posible y utilizar las herramientas que tenemos a nuestro alcance para incrementar nuestros niveles de Bienestar.

Y QUE ES BIENESTAR?

Históricamente, se había concebido al bienestar como salud y a la salud como ausencia de enfermedad, pero esto no es del todo cierto. Debemos considerar al bienestar de una manera mucho mas completa y que incluya el cuerpo y la mente. Hoy por hoy podemos decir que bienestar es florecer en todos los aspectos de nuestra vida.

Tan es así, que hasta la OMS ha modificado su definición de salud y hoy en día establece que salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social.

Esto parece mucho, pero la buena noticia es que este bienestar se pude adquirir trabajando por el como cualquier otra habilidad, y comienza por adquirir hábitos que nos contribuyan a estar mejor, como es, este caso el yoga y la meditación.

Visto asi, adquirir bienestar se logra con esfuerzo y practica igual que aprender un idioma o a montar en bicicleta.

Lo mas interesante es que nuevos descubrimientos neuro científicos, han logrado probar que las experiencias vividas logran “reformar” el cerebro; es decir que físicamente se produce un cambio. Siendo así, si acrecentamos las experiencias que nos producen bienestar estaremos reformando nuestro cerebro para ello.

Según el Dr Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin, existen 4 pilares del bienestar:

1. La atención (nuestra capacidad de controlar la atención)
2. El Panorama que tenemos sobre la vida (mas optimista o mas pesimista)
3. La generosidad
4. La Resistencia a la adversidad (Resiliency)

La atención se refiere a la concentración, a la capacidad de permanecer enfocado en algo aunque nos parezca aburrido. Esto es fundamental para lograr la Atención Plena y para fortalecer nuestra fuerza de voluntad (autoregulacion)

El Panorama de la vida tiene que ver con la cosmovisión general que tenemos del mundo y de las personas. Si tenemos la habilidad de ver lo bueno en la gente y disfrutar las experiencias positivas, tenemos mucho mas bienestar que si somos hostiles, cínicos o desconfiados, lo que lleva entre otras cosas a mayores problemas metabólicos, cardíacos y hasta morir mas jóvenes)

Esta habilidad se puede conseguir, entre otras formas, mediante la practica de meditación compasiva, que es una forma de meditación en la que centramos nuestra atención en una persona o cosa que lo este pasando mal, y le enviamos un deseo de salud y felicidad.

La resistencia a la adversidad (por algunos denominado resilencia) se refiere al tiempo que tardamos y la forma en que logramos en recuperarnos de una mala situación, lo cual también se puede practicar y mejorar.

Finalmente, la generosidad, por contrario que parezca, resulta ser mas buena para nosotros que damos que para aquel que recibe. El ser amable y dar nuestro tiempo a otros resulta enormemente beneficioso para nuestro propio bienestar.

Con todo ello, solo podemos decir que nuestra bienestar en la era digital esta en nuestras manos y depende de nosotros hacer los esfuerzos necesarios para lograr vivir una vida mas plena y satisfactoria. Los esfuerzos pueden ir desde limitar el uso de dispositivos digitales hasta usarlos en nuestro beneficio, y practicar aquellas habilidades que nos lleven a estar mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno.

En el bienestar, como en casi todo en la vida, todo es ponerse…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *